Los Casos

Por la creciente influencia económica de China en América Latina, las organizaciones de la sociedad civil de Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador y Perú, observamos con preocupación la participación de compañías de origen chino en el desarrollo de proyectos extractivos, energéticos y de infraestructura que no cuentan con mecanismos de debida diligencia que garanticen los DDHH de las comunidades impactadas.

Para hacer visible este fenómeno, 21 organizaciones de los 5 países, consolidamos 8 informes sombra que examinan 18 proyectos operados por 18 consorcios y con el financiamiento de 6 bancos chinos. De estos 18 casos, 7 pertenecen a la industria minera, 6 a la industria petrolera y 5 al sector hidroeléctrico.

Asimismo, 15 afectan a territorios indígenas, 11 a áreas protegidas naturales, 5 son patrimonio natural y cultural de la humanidad reconocidos por la Organización de la Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultural (UNESCO) y 12 corresponden a la región amazónica ecuatoriana, boliviana y brasileña. Con estas contribuciones, apelamos al Consejo de Derechos Humanos y a las diferentes Misiones Permanentes a evaluar el adecuado cumplimiento de las obligaciones del Estado chino en su tercer Examen Periódico Universal.